AMAI El observatorio mexicano de encuestas
electorales y de opinión social
Suscriba su E-Mail para recibir actualizaciones:
Nombre:
Correo:
Síquenos en twitter @OpinaMexicoAmai
Encuestas ¿Quién podrá defendernos?
El economista, 2/Mar/2012
Agencia: Mitofsky     Medio: El economista
Bookmark and Share

En cada contienda electoral surge el tema de las encuestas electorales como parte de las controversias, y a pesar de que su principal uso es para el diseño de las estrategias es cada vez más común el abuso que los políticos hacen de ellas como apoyo a su discurso y su propaganda.

Un candidato, su equipo de campaña y sus militantes activos utilizan TODO lo que puedan, y repito TODO para buscar alguna ventaja discursiva, utilizan noticias, desastres, tragedias y hasta triunfos deportivos, así que es absurdo pedir que no hagan lo mismo con las encuestas. Pero cada vez que hay una campaña de nuevo aparece el debate: ¿quién regula, quién controla, qué leyes limitan la difusión de encuestas y quién paga las encuestas que se difunden?

Sin pretender listar todos los artículos y compromisos que implica para un encuestador difundir una encuesta, presentaré algunos de los más importantes requisitos que nos impone la legislación federal (además cada estado tiene restricciones en su mayoría absurdas, y códigos de ética y certificados de calidad que se nos auditan permanentemente como exigencia para seguir perteneciendo a la AMAI).

Encuestas Elecciones 2012

<="" em="">

Cada publicación de una encuesta debe incluir; (a) fecha de inicio y fin de la aplicación de cuestionarios; (b)población sujeta a estudio a quien se refieren los resultados que se obtienen; (c) esquema de selección que se utiliza para tomar la muestra de informantes, incluyendo estratificación y etapas del muestreo; (d) tamaño de muestra final o cuestionarios finales que se lograron; (e) perfil de la población encuestada para las variables demográficas y regionales básicas; (f) técnica de la entrevista; (g) personal involucrado en el proyecto, desde diseño hasta aplicación, indicar número de personas; (h) método de estimación de resultados, para determinar si sólo es una ineficiente suma de cuestionarios o la aplicación de factores de expansión calculados con la probabilidad del diseño muestral; (i) errores máximos teóricos tanto para la población como para segmentos para los que se desglose la preferencia (no es que esos errores se generen, sólo se indica la confianza con lo que el diseño garantiza no se alcancen); (j) redacción de la preguntas electorales; (k) la tasa general de rechazo que contempla todos los intentos no logrados por diversos motivos como viviendas desocupadas, en construcción de uso temporal, sin personas en casa o con informantes inadecuados, accesos difíciles en esos momentos y por supuesto el rechazo a la entrevista que es un bajo porcentaje de ese total; (l) responsables tanto de contratar, de realizar y de difundir los resultados (m) difundir los resultados brutos que generó la encuesta, con el dato de cuantos no declararon la preferencia electoral y antes de aplicar algún modelo, tan básico como una preferencia efectiva o tan complicado como un cálculo de votantes probables.

Es términos de la publicación de una encuesta los cambios más importantes en los últimos procesos han sido dos, la reducción del "periodo de silencio" de 8 a 3 días previos a la elección

y la posibilidad de incluir toda la metodología en la página de internet de la empresa para evitar leerla en los medios electrónicos con la dificultad que esto implicaría; quien difunda encuestas debe entregar copia del informa completo a IFE dentro de los 5 días siguientes a su primera difusión.


ADEMÁS

La exigencia de difundir los detalles de la encuesta en la difusión no basta, la ley exige otros detalles: entregar el informe al IFE dentro de los 5 días posteriores a su primer difusión y mantener al menos por un lapso de 90 días todo el material de diseño, los programas de cómputo, los cuestionarios, los archivos de captura, la planeación del trabajo de campo y cualquier otro material que permita al IFE verificar la realización y el cálculo de los datos publicados.

Y con esta lista, no completa, de la legislación alrededor de las encuestas aun hay quien clama por la falta de leyes al respecto, ¿se imaginan por ejemplo que cada noticia en campaña tuviera requisitos como guardar grabaciones, informes de fechas, horas, testigos, itinerarios, nombre de quien ordenó escribirla, quien la escribió, quien la revisó, duración de la entrevista o investigación etc.? las noticias también son utilizadas en campaña pero afortunadamente la libertad de expresión y de prensa predomina ante deseos inquisitorios.


¿QUIEN PAGA?

Uno de los requisitos anotados arriba es que toda publicación debe incluir el nombre del contratante, es decir, cómo se financia la encuesta, porque las encuestas requieren dinero, los encuestadores no viajan gratis, ni comen gratis, ni trabajan gratis, así que trataré de explicar los distintos tipos de financiamiento que tienen las encuestas que se publican: (a) Encuestas de partidos.- Esta se hacen con el objetivo primordial de estrategia, se buscan con ellas construir líneas de comunicación, reacciones tácticas en campaña, búsqueda de segmentos de votantes y algunas otras cosas, en general estas encuestas NO se publican y son la gran mayoría de las que existen, últimamente se han hecho algunas para seleccionar candidatos competitivos y cuando un partido decide hacerla pública normalmente es para apoyar una estrategia de comunicación, pero no es su objetivo primario. (b) encuestas de medios.- En los procesos electorales son las más seguidas porque su objetivo es claro "generar noticia", atraer audiencia o lectores, dar la nota, no se mete con la estrategia aunque de ella puedan derivarse algunas, todos los partidos tienen acceso a la misma información y al mismo tiempo, por ello siempre he recomendado seguirlas todas en su conjunto y más cuando son hechas por profesionales y (c) encuestas de promoción.- son encuestas financiadas por la misma casa encuestadora y que al difundirse logra un efecto mercadotécnico mucho mayor al de cualquier campaña, sustituye de esa manera los gastos que cualquier empresa realiza para anunciarse por el costo de realizar encuestas que tengan impacto, de esa manera la misma encuestadora se convierte en quien contrata, quien realiza y quien publica. (d)encuestas tipo "ómnibus" en este caso son encuestas de "propósitos múltiples" que se realizan en forma periódica dentro de los servicios de una empresa, una parte de la encuesta se comercializa con diversos temas alejados a la política pero que sirven para pagar el ejercicio, de esa manera la empresa puede aprovechar el resto de las preguntas para generar preferencias electorales y difundirlas bajo se responsabilidad, de nuevo la empresa es en este caso quien contrata, quien realiza y quien difunde. Existen otros casos de encuestas financiadas por organizaciones privadas o sociales interesadas en conocer detalles del procesos, pero estas rara vez se difunden y por ello no se anotan (en el caso de las empresas de Consulta Mitofsky, se insertan en el esquema (d) donde somos responsables de las preguntas políticas y de su difusión).

APR




 
 


Desarrollado por D-virtual