AMAI El observatorio mexicano de encuestas
electorales y de opinión social
Suscriba su E-Mail para recibir actualizaciones:
Nombre:
Correo:
Síquenos en twitter @OpinaMexicoAmai
¿Por qué a ti nunca te han hecho una encuesta electoral?
ADN Político, 22/Mar/2012
Agencia: Ipsos Bimsa     Medio: ADN Político
Bookmark and Share

 

Quizá te hayas dado cuenta de que para conocer las preferencias electorales de todos los mexicanos, las encuestas en vivienda son aplicadas sólo a un reducido grupo, el cual usualmente se compone de entre mil y dos mil personas (a veces más), según la metodología utilizada por las agencias encuestadoras.

Surge entonces una interrogante ¿por qué creer en las encuestas siendo que nunca he sido encuestado ni conozco a alguien que haya participado en una encuesta electoral?

De acuerdo con el censo de población realizado por el INEGI en 2010, la población en México es de 112.3 millones de habitantes, ¿basta con la opinión de unos cuántos para conocer la opinión de millones?

La respuesta es “sí”, sin embargo, debes saber que para que lo anterior sea válido, el grupo de personas seleccionadas (lo que se conoce como la “muestra de la población”) debe ser representativo de toda la población.

Una “muestra” con rigor científico y bien elaborada no sólo permite al encuestador realizar entrevistas con sólo una pequeña fracción de la población, sino también le permite hacer inferencias sobre sus respuestas para relacionarlas con las actitudes o conductas de toda la población.

Lo anterior sólo puede hacerse de manera confiable si la “muestra” se obtiene conforme a determinadas leyes de probabilidad. Cuando se siguen estos procedimientos, con una “muestra” de sólo unos pocos miles de entrevistados, los encuestadores pueden calcular de manera precisa las opiniones de los millones de mexicanos que residen en el territorio nacional.

Sin embargo, no todos somos expertos en leyes de probabilidad y estadística, por lo que es difícil comprender cómo lo anterior es posible. En este sentido, en entrevista con ADNPolitico.com, Adrián Villegas, director de estudios políticos y de gobierno de la agencia Ipsos-Bimsa nos explicó “con peras y manzanas” cómo es que la opinión de unos cuántos es similar a la de todos.

¿Por qué sólo unos cuántos?

Para darte una idea aproximada de lo que significa una “muestra poblacional” Adrian Villegas hace referencia al mismo proceso al que somos sujetos cuando requerimos una muestra clínica de nuestra sangre para conocer el estado general de nuestro cuerpo:

“Cuando vas a que te tomen la sangre para saber cuál es tu nivel de colesterol, de cómo andan tus triglicéridos, ¿te sacan un litro de sangre para saber cómo estás? ¿no, verdad? Simple y sencillamente te sacan una pequeña proporción en un tubito y con eso es suficiente para tomar una muestra de los no sé cuántos litros que tenemos de sangre en el cuerpo”, explicó Villegas.

De igual forma, Adrián Villegas hizo referencia al proceso cotidiano que se sigue para “comprobar” cuando la sazón de una sopa es idónea:

“Para saber si tu caldo te quedó sabroso y rico no te tomas la mitad del caldo ¿verdad?, o sea, agarras una cucharita y te tomas nada más esa cucharita y sabes si está salado o cómo quedó. Cuando tú vas a probar ese caldo que hiciste le das vuelta primero a todo para entonces tomar una cucharita y saber cuál es su sabor”, agregó el director de estudios de Ipsos-Bimsa.

Es así como Villegas nos dio un primer acercamiento a la noción de una “muestra poblacional” para posteriormente explicarnos lo que sucede en las encuestas:

“Eso es precisamente lo que hacemos nosotros para obtener una 'muestra' científica de la población en México, suponiendo que, en términos electorales (listado nominal), esta por ahí de los 70 millones, ¿cómo es posible entonces que con sólo mil se pueda sacar algo que represente a esos 70 millones?

"Es muy sencillo y para entender la forma en que nosotros tomamos una muestra de la población, a veces la explico de esta manera: simple y sencillamente imagínate que te gustan los coches, y quieres un Ferrari, pero lo más que puedes tener es un Ferrari a escala 1:50, pero esa escala es exactamente una réplica del Ferrari grande, nada más que está en chiquito.

"La técnica de lo que queremos hacer nosotros, es sacar exactamente una representación de toda la población pero en pequeñito, y para eso ¿qué vamos a hacer? Vamos a considerar a toda la población del país que tenga una credencial de elector y todos van a tener la misma probabilidad de entrar en la 'muestra' que vamos a considerar.

"Y por esa razón es que es muy poco probable a final de cuentas que a ti te toque, ya que si estamos hablando de veinte millones de viviendas, o diez o doce millones de viviendas, nosotros sólo encuestaremos a mil”, respondió.

¿Cómo seleccionan a las personas que serán encuestadas?

Los criterios para seleccionar a las personas para una “muestra poblacional” responden a cuestiones geográficas, de manera que puedan contemplarse para dicha muestra todos los hogares en México, tal como lo describe Adrian Villegas:

“Toda la geografía del país la podemos dividir en regiones para tomar una muestra del noreste, una muestra del norte, una muestra del centro, del sur y sureste.

"Una vez que estamos dentro de una gran región tomamos una muestra de municipios, y cuando estamos dentro del municipio tomamos una muestra de las colonias o de las áreas geoestadísticas básicas (manzanas de tu colonia) y ya que estamos en el áreas geoestadísticas básica tomamos una sola muestra de una cuantas manzanas y ya que llegamos a la manzana, tomamos unas sola muestras de lo que son las viviendas.

"Las buenas muestras tratan precisamente de replicar a la población que está siendo sujeta de estudio a través de una pequeña muestrecita que está perfectamente calibrada y una mala muestra estaría sesgada si yo trajera más personas de una región del país que de otra, o más de cierta gente en zonas urbanas o rurales”.

¿Por qué no simplemente encuestar a todos?

Para obtener la opinión de toda la población sería necesario realizar un censo como el que realiza el INEGI cada cinco años, lo cual resulta demasiado costoso y su realización llevaría mucho tiempo, por lo que sería imposible conocer periódicamente cómo evoluciona la preferencia electoral de la población por los candidatos.

De esta forma, las encuestas que se realizan bajo los procedimientos estadísticos adecuados resultan una alternativa eficaz en cuanto a costos y tiempo de realización, de manera que los ciudadanos puedan disponer de información que permita verificar el estado de la contienda electoral.




 
 


Desarrollado por D-virtual