AMAI El observatorio mexicano de encuestas
electorales y de opinión social
Suscriba su E-Mail para recibir actualizaciones:
Nombre:
Correo:
Síquenos en twitter @OpinaMexicoAmai
Enrique Peña Nieto mantiene amplia ventaja
BGC-Excélsior, 30/Abr/2012
Agencia: BGC-Excélsior     Medio: BGC-Excélsior
Bookmark and Share

o

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril.- Enrique Peña Nieto resiste bastante el embate de los anuncios del PAN en su contra y apenas desciende en las preferencias. El ex gobernador mexiquense alcanza 47% de las intenciones efectivas de voto, tres puntos menos que en la segunda semana de abril, de acuerdo con la más reciente encuesta en viviendas de BGC-Excélsior, levantada entre el 19 y 25 de abril.

Lejos aparece estancada la abanderada panista Josefina Vázquez Mota, quien mantiene la segunda posición con 28%. Ya algo cerca de ella, Andrés Manuel López Obrador, candidato de la izquierda, repunta de 20 a 23% (gráfico 1) .

Cabe destacar que baja el porcentaje de indecisos; en las últimas dos semanas pasa de 33% a 29% el porcentaje de quienes no cuentan con una preferencia claramente definida: 21% tiene alguna preferencia pero no están plenamente convencidos de esa opción y 8% no sabe en lo absoluto por quién votar (gráfico 2).

La candidatura de Josefina Vázquez Mota sí le ha generado mayor simpatía entre las mujeres, pero de ninguna manera suficiente para poner en duda la primacía de Peña Nieto en ese segmento de votantes. El aspirante priista supera por 13 puntos a Vázquez Mota en el electorado femenino, aunque de cualquier manera contrasta con los 25 puntos que le lleva entre los electores varones (gráfico 3).

Peña Nieto encabeza las preferencias en todas las regiones del país. El nivel de respaldo a su candidatura va desde 42% en la región centro, hasta 52% en la sur-oriente. Por su parte, a Vázquez Mota le va mejor en el norte y centro-occidente, donde claramente va en segundo lugar con 34%. En cambio, la panista apenas se acerca a la cuarta parte de las preferencias en el sur-oriente y en el centro, zonas donde cae al tercer lugar.

López Obrador presenta su mejor desempeño en el centro, donde se encuentra su principal bastión, el Distrito Federal. En esta región alcanza 32% y es segundo, pero el norte y centro-occidente siguen siendo áreas donde ha avanzado poco y ronda en 15% de las intenciones definidas de voto (gráfico 4).

La persistencia del pesimismo sobre las condiciones del país está constituyendo un lastre para la candidatura de Vázquez Mota. La mayoría de la población votante ve de modo desfavorable la situación nacional (peor, 51%; igual de mal, 26%) y eso favorece a Peña Nieto y a López Obrador.

Lo más preocupante para la abanderada del PAN es que a Peña Nieto le va bien incluso entre quienes ven con optimismo las cosas. El candidato del PRI y PVEM se encuentra técnicamente empatado con Vázquez Mota en el segmento de electores que perciben mejoría en México (gráfico 5).

Desde febrero, esta serie de encuestas de medición de preferencias para la elección presidencial es financiada en su totalidad por Grupo Imagen-Excélsior, mediante contrato con BGC, Ulises Beltrán y Asocs., S. C; por tanto, es propiedad exclusiva.

La preferencia electoral se obtiene de la siguente manera: el encuestador entrega al entrevistado una papeleta que simula la boleta electoral con los logos de los partidos y los nombres de los candidatos.

La pregunta que se pide contestar es la siguiente: “En julio habrá elecciones para elegir Presidente de la República. Si el día de hoy fuera la elección, ¿por cuál candidato o partido votaría usted?” La hoja incluye las opciones, “Ninguno” y “No sé”. A fin de situar al encuestado en el tipo de entrevista que se le va a hacer, pero evitar que las preguntas previas a la de manifestación de preferencias influyan en sus respuesta, esta pregunta se hace después de hacer otras cinco sobre diversos temas.

El reporte que incluye la proporción de respuestas a todas las opciones de las preguntas sobre preferencias se conoce como “brutas”. Al reporte en el que se incluyen sólo las preferencias definidas se le conoce como “efectivas”. En su presentación periodística BGC-Excélsior reporta sólo estas últimas.

Cuando se elimina de las preferencias efectivas a quienes no expresaron alguna, el investigador asume algo sobre ellos. En BGC-Excélsior estimamos las preferencias efectivas de la siguiente manera: primero se identifica a aquellos que tienen alguna probabilidad de votar y, segundo, se verifica la consistencia de su respuesta a la pregunta electoral con base en otras dos preguntas, una que con alguna variación corrobora la respuesta en la boleta simulada y otra que permite medir la solidez de la preferencia expresada.




 
 


Desarrollado por D-virtual